jueves, 29 de noviembre de 2012

Reflexiones


Algunas de las frases de este video son para que nos pudiéramos  para un poco a leerlas con atención y reflexionáramos sobre ellas quizás  pudiéramos ver las cosas y la vida de otra manera, y así también podríamos aprender a vivir de diferente forma a como lo hacemos...

 Muchos besos a todos los que os asomáis por aquí.

miércoles, 30 de mayo de 2012

Disfrutando las cosas sencillas.


Siempre me ha gustado observar a mi alredor, siempre me han dicho que soy muy observadora, quizás eso me ha servido de mucho para conocer a las personas que me rodeaban, sin que tuvieran que decirme las cosas, porque yo sentía cuando estaban alegres, tristes, o las acosaba un problema.
Me gusta observar a la gente aunque no las conozca de nada, y me gusta observarlas cuando me cruzo con ellas por la calle, o cuando voy en el autobús, simplemente me gusta observar y ver sus reacciones ante diferentes cosas y situaciones. Me gusta ver jugar  a los niños, reflexionar tras charlar con los  ancianos en cualquier banco de cualquier parque, me gusta ver divertirse sanamente a los  adolescentes y escuchar sus risas, me gusta ver a esas parejas exhibiendo y disfrutando su amor, y algunas veces al verlos hasta son capaces de arrancarme una sonrisa, quizás de añoranza. Y es quizás también  porque al verlos a mi cabeza vienen recuerdos de cuando yo viví  esa época y soy capaz de revivir esos sueños en los  que tenia, las mismas ilusiones y me doy cuenta de  que hoy  sigo teniendo las mismas esperanzas, el mismo coraje y las mismas ganas de vivir, de luchar, de disfrutar, y de amar…
 Hoy paseando por el parque que hay junto a mi casa, me fijaba y observaba, como ya brotaron los árboles, y cómo ya avanzó la primavera, de cómo esta se impuso un año más. Y  pensaba, que la naturaleza tiene unos ciclos que cumple a pesar de nosotros…ofreciéndonos diferentes espectáculos que no nos paramos a observar, pero que son dignos de ser admirados.
 Es posible que todavía pueda haber frio, y que la lluvia vuelva hacer acto de presencia…que todos regresemos a nuestras casas, pero también estoy segura que por mucho frío que llegue ahora, éste, ya  no podrá callarla poque ya la  primavera extendió su manto por todos los lugares, y ella se impondrá, sabrá salir adelante, sobrevivirá, seguirán brotando las hojas en  los arboles  y estos lucirán hermosos y  en poco tiempo  mas, también lo estará el campo, y podremos ver  brotar muchas más flores. Y un año mas nos habrá dado la naturaleza  una lección  a la que nunca nos detenemos ni a escuchar, ni a  observar y que poco sabemos disfrutar.
Pero es que pensaba… Que es porque eso no está de moda, no es actualidad, no está en centros comerciales, y no se puede comprar, eso no es lo que se lleva, eso, no es para  consumir que es lo que parece gustar a esta sociedad en la que vivimos, eso es solo  para observa, admirar, y solo poderlo disfrutar…y para ello…, Solo tendrias que detenerte y observar todo lo bello que hay a tu alrededor ¡¡ Y disfrutar…!!   
 La vida algunas veces es así, nosotros solitos nos la complicamos, renunciamos a las cosas sencillas, y no las sabemos disfrutar. Somos capaces de pagar hasta lo que no tenemos por mantener un rol de vida  y un consumismo, del que nadie se quiere bajar porque no somos capaces de prescindir de nada...pero sobre todo porque estamos subidos en el querer ser más…, o al menos en querer aparentar serlo.
Y yo me pregunto ¿Merece la pena renunciar a esas cosas sencillas?
 Consuelo Ruiz.

jueves, 17 de mayo de 2012

Hablo de Libertad...¡¡¡



Anoche, al acostarme… una idea, más bien un concepto algo, digamos muy entre comillas me “atormentabay no dejé de dar vueltas en la cama pensando en ello.

Me puse a pensar en los momento que estamos viviendo, en los derechos que estamos perdiendo y eso me llevó a pensar en la libertad porque, siento que en ese campo también estamos retrocediendo...¡¡ Libertad ¡¡ Cuanto nos costó a muchos conquistarla...

Y, hablo de la Libertad de no tener miedo al hoy, ni al mañana. De no ser vencedores ni vencidos aunque... jajaja, no, eso no es verdad, no nos engañemos, estos existiran siempre, porque siempre los primeros serán perseguidores de los segundos. Pero a pesar de todo, la libertad está ahí, (o al menos así yo, lo creí algún día, y a pesar de todo hoy a duras penas lo sigo creyendo) y porque sé que está ahí, donde puedo mirar a los ojos a las personas cuando hablo con ellas, y que aunque algunas veces pueda saber a café negro y amargo... todos queremos alcanzarla y por eso la seguimos persiguiendo.

Yo quiero seguir hablando sin miedos, sin que nadie me cuestione, y tampoco tener cuestionar yo nadie. No quiero verme en la obligación de exigir un derecho que ya es de todos tan grande como lo es, la Libertad. Quiero y deseo poder ejercerlo, vivir en igualdad.  Y es un derecho que hoy veo amenazado, por personas frustradas, mediocres pero que se creen con el derecho de dirigir y destruir la vida a los demás.

No hablo de la libertad de tener miedo a un mañana, que si lo miro detenidamente también, si no de esa que algunos pedantes con su rimbombancia, la de sus grandes conceptos, sus grandes logros, se creen con más derechos a ejercer, imponiendo su opinión como decreto, y sus palabras como ley.



Yo quiero la libertad de poder elegir, decir lo que pienso sin que por ello sea una batalla verbal, cada vez que lo hago, y quiero mi derecho a opinar sin que por ello el mundo se ponga en mi contra. Porque siempre hubo y habrá ´infinitos matices de colores, y para gusto se hicieron estos, y  hay diferentes caminos que cada uno puede seguir, al igual que  hay muchas posibilidades y opciones que en la vida se pueden tomar y una para cada uno de nosotros, por tanto,  la opción que cada quien tome no tiene por qué ser la que coincida con la de los demás, pero si será la que le convenga a cada uno, y no por ello tiene que estar equivocado ninguno en la toma de su decisión porque no coincida con nosotros.

Equivocarse es intentar obligar a otros hacer lo que cada uno de nosotros pensamos que está bien, solo por eso porque lo pensamos nosotros, y por eso, deseariamos que todos lo hicieran igual tal como nosotros lo hariamos, ya sea por conveniencia o porque creemos que solo lo que nosotros pensamos es lo mejor, porque con esta actitud estamos coartando su libertad.

Nunca es fácil romper cadenas y hay quien decide encadenarse sin más con ellas, y esa también es otra opción, que estará también bien y será de respetar si eso cada uno lo hace y lo decide... ejerciendo su libertad.

 Consuelo Ruiz.











martes, 15 de mayo de 2012

¿Vale la pena levantarnos de nuevo?


Espléndido sería haber tenido siempre ante nosotros
una canasta con todo cuanto quisiéramos.
Pero siempre hemos tenido que luchar por ello
Y hemos aprendido cómo hacerlo.
Y hemos obtenido mucho de lo que hemos deseado.
Tal vez todo, o al menos, casi todo.
Aunque la idílica canasta nunca ha estado ahí para nosotros,
hemos obtenido sus frutos, de una, o de otra forma.
Si hoy hemos caído, no podremos alcanzarlos más
¿Vale la pena levantarnos de nuevo?
Bueno, pues, si los tan deseados frutos siguen ahí,
hagamos que valga la pena.
Sergio Augusto Vistrain



jueves, 19 de abril de 2012

A lo largo de los años aprendí...

He aprendido a lo largo de los años que grandes amigos se pierden en el camino y se vuelven grandes desconocidos, y que grandes desconocidos de pronto se pueden convertir en tus mejores amigos, que un día por las circunstancias de la vida conoces a alguien que  se hace para ti  importante, que solo para ti es transparente y empiezas a darte cuenta que ese “nunca más” que te habías propuesto no se cumple y que el “para siempre” vuelve a ilusionar tu alma.
Dicen  y es verdad, que el que no arriesga no pierde nunca nada, pero yo creo que sí, yo creo que algunas veces por no arriesgar  perdemos la posibilidad de poder ser feliz en la vida…

Y  los años también me han enseñado, que lo físico puede atraer sí, pero la personalidad de las personas es lo que al final enamora y estando enamorados la pasión viene y se alimenta por sí sola.
mcruizs

domingo, 22 de enero de 2012

La vida es un viaje… no un destino


Somos  muchas las personas llenas de buenas intenciones, con planes, sueños  proyectos y que desearíamos hacer mil cosas en la vida, pero que también por mil razones no nos damos el tiempo necesario para hacerlas.

Algunas veces es por pereza que lo vamos postergando y dejando  para “más tarde “algo que deseamos. Sin embargo puede ser que  otras sea por el temor que nos  produce el fracaso. Temor a iniciar algo, que para nosotros consiste en  dar un salto a lo desconocido, y  es por ello que no nos atrevemos a tomar la decisión de asumir el riesgo y dar ese salto. Y no lo hacemos, por si lo desconocido resulta distinto a como nosotros lo esperábamos, lo  imaginábamos o simplemente lo soñábamos, y ese temor hace que sigamos posponiendo decisiones que pueden ser importantes y decisivas en nuestra vida.

Esto trae como resultado que siempre estaremos posponiendo algún viaje en nuestra vida, algunos planes, algunos sueños, pensando que siempre tendremos tiempo de realizarlos. Pero lo cierto es que esta nunca se puede planear con la suficiente antelación para evitar situaciones, en las que en  alguna ocasión no nos consiga poner en alguna encrucijada y en la que deberemos saber tomar decisiones, y esas si, deberemos saber tomarlas, sin poder posponerlas…

Hay una frase que alguna vez leí y que me gusta  que dice…”No es necesario ser grande para comenzar, sin embargo, es necesario comenzar para ser grande” 
sin embargo, ahí seguimos nosotros, siempre esperando a que todo sea perfecto antes de comenzar  nada, pensando que disponemos de todo el tiempo para nosotros, que lo podemos controlar a nuestro voluntad, mientras seguimos  posponiendo…Ya sea un viaje, un proyecto, un sueño, un cambio…lo que sea que queramos comenzar, diciéndonos ahora no, ahora no es el momento…

 Pero, la realidad…  es que nunca sabemos cuándo es el momento en verdad… porque no sabemos lo que nos encontraremos en cada recodo de la carretera, o a la vuelta de cada esquina, no sabemos qué eslo que en realidad nos depara la vida, ni de cuánto tiempo disponemos en realidad para poder seguir posponiendo hacer esas cosas que en realidad, y muy en el fondo nuestro, soñamos y deseamos…así es que mejor no sigamos haciéndolo, no sigamos  posponiendo, empecemos a  disfrutar y mejor intentemos realizar los sueños sin esperar más...

Las personas que viven a conciencia cada instante la vida, saben que esta, es un viaje y no un destino, que de nosotros va a depender que este sea divertido, feliz, alegre y  ameno. Simplemente necesitamos tener el valor suficiente para dar el primer paso y dejar nuestros temores a un lado y conseguir  dar el primer paso para luchar por nuestros sueños, después otro, y el siguiente, y otro más…
Y es que si permitimos que el temor sea más fuerte que nuestra fuerza de voluntad, nunca iniciaremos nada, y siempre pospondremos nuestros sueños y al final del camino nos sentiremos tan desilusionados por no haber luchado por alcanzarlos por no haber logrado nuestra meta que nos sentiremos vacíos y con una gran decepción. Pero la vida ya no tiene vuelta atrás, y muy pocas veces esta nos da tampoco una segunda oportunidad…

Consuelo Ruiz

domingo, 8 de enero de 2012

Envejecer... Amando

Seguramente esto lo habeis leido alguna vez ya, yo cada vez que lo hago me quedo con el mismo pensamiento dando vueltas por mi cabeza...¡¡¡Que bonito!!!

Hoy quise traerlo aqui para compartirlo con vosotros, creo que merece la pena. 

Un abrazo para todos los que me leen.
Consuelo Ruiz
“Durante la juventud creemos amar; pero solo cuando hemos envejecido en compañía de otro, conocemos la fuerza del amor.” Henry Bordeaux



Una mañana agitada, a las 8:30, cuando un señor mayor de ...unos 80 años, llegó al hospital para que le retiraran los puntos de su pulgar. 
El señor dijo que estaba apurado y que tenía una cita a las 9:00 am, el doctor le pidio que tomara asiento, sabiendo que quizás pasaría más de una hora. Lo vio mirando su reloj y decidió, examinar su herida.

Mientras lo curaba le pregunto si tenía una cita con otro médico esa mañana, ya que lo veía tan apurado.

El señor le dijo que no, que necesitaba ir al geríatrico para desayunar con su esposa. El doctor le pregunto sobre la salud de ella: El le respondió que ella hacía tiempo que estaba allí ya que padecía de Alzheimer.

Le pregunto si ella se enfadaría si llegaba un poco tarde: Le respondió que hacia tiempo que ella no sabía quien era él, que hacía cinco años que ella no podía ya reconocerlo. El doctor sorprendido entonces le pregunto: 'Y usted sigue yendo cada mañana, aun cuando ella no sabe quien es usted?' El sonrió y le dijo:"Ella no sabe quien soy, pero yo aún se quien es ella y la amo ."

Al doctor se le erizó la piel, y tuvo que contener las lágrimas mientras él señor se iba, y penso, "Ese es el tipo de Amor que quiero en mi Vida. "El Amor Verdadero no es físico, ni romantico.

El Amor Verdadero es la aceptación de todo lo que es, ha sido, será y no serás en la vida .

La gente más feliz no necesariamente tiene lo mejor de todo; ellos sólo hacen todo, lo mejor que pueden.

En la vida no se trata de sobrevivir a una tempestad, se trata de saber como BAILAR BAJO LA LLUVIA!!

miércoles, 4 de enero de 2012