jueves, 15 de diciembre de 2011

El Alma no se llena con dinero.

Os dejo esta reflexión que me hizo llegar un muy  querido amigo, y  espero que os guste.
A ti mi querido amigo Sergio decirte, que tienes razón, el alma se llena de otras muchas cosas. Pero a esas cosas, hoy, desgraciadamente  apenas  se las da ningún valor...

Un abrazo
Consuelo Ruiz



sábado, 10 de diciembre de 2011

FELIZ NAVIDAD PARA TODOS MIS AMIGOS





Deseo que para todos sean unas fiestas donde reine la alegría, mis mejores deseos para que eso sea posible...
Un abrazo para todos
Consuelo Ruiz

lunes, 7 de noviembre de 2011

Síguelo


Nunca mires si tu camino es...
sinuoso,
arduo,
agotador,
cansado
o pesado.
Si te lleva a la cima...
Síguelo..

Sergio Augusto Vistrain

martes, 31 de mayo de 2011

Caer está permitido… levantarse es OBLIGADO



En ocasiones, aunque no siempre sepamos cuántas, nos sentimos mal con nosotros mismos, ya que nos podemos sentir tristes, o deprimirnos ante mil razones que nos da la vida; un problema familiar, un mal entendido con una amistad, un problema en el trabajo, un problema de salud…o mil razones más, aún cuando a los demás les mostremos mil sonrisas.

Son miles de posibles causas a las que estamos expuestos y por las que nuestro ánimo y ganas de seguir adelante se pueden ver atropellados, y es muy normal que algunas veces, ante tales circunstancias, nos podamos sentir culpables por sentir precisamente eso; que se desvanecen nuestras ganas de seguir adelante.

Yo creo es muy lícito sentir ganas de llorar en momentos como esos, sentirse hundida y desear detener el mundo para bajarse de él. Desde luego, para mí no sería la primera vez, y tampoco creo que sea la última, que sintiera ganas de llorar, o de querer quedarme en la cama sola, pensando en cómo pudieron ser la cosas y no fueron, y llorar hasta cansarme… No, desde luego que no será la última vez, porque caer está permitido sí, pero levantarse es OBLIGADO, y yo me levanto, me levanto por mí, y por aquellos que de verdad me quieren, que sé, me he dado cuenta de eso, que son muchos a mi alrededor.

Intento mantener mi mente serena y con un permanente mensaje; que en esta vida todo pasa; nada es permanente. Intento recordarme que las almas más ingeniosas, sabias y amorosas, se crearon en momentos de desgracias. Seguiré aprendiendo de ellas, y seguiré adelante, repitiéndome para mí misma que lo mejor está por venir; porque... Caer está permitido y levantarse es obligado.




Consuelo Ruiz

lunes, 30 de mayo de 2011

Ganas de seguir adelante


No soy la persona más fuerte, tampoco soy la más valiente. Para algunos una amiga, para algunos solo una conocida, y para otros  una completa desconocida.

Puede que  muchas veces me equivoque; quizás demasiadas…y que tal vez  me dé cuenta de lo que quiero cuando ya no lo tengo a mi alcance, y puede que mis temores aumenten con los días sin remedio, sobre todo si me paro al ver cómo camina el mundo.

Puede que haga fácil lo que es difícil, y que dificulte lo que es fácil, y puede también que tropiece más de cien veces con la misma piedra, pero lo que sí es seguro es que no soy de las que se quedan en el suelo cuando algo, o alguien las derriba. Siempre me voy a levantar, cuando caiga. Al menos yo soy de las que siempre lo van a intentar. Nunca, nunca quedará en mí la sensación de no haber hecho al menos eso: intentarlo; de no haber luchado.

Después puedo lograrlo, o no, y si no, desde luego que nunca será por no haberlo intentado, o por no haber dado pelea. A mí nunca me quedará clavada esa espinita.

Se dice que jamás se olvida y que siempre se aprende a vivir con lo nuevo que te presenta la vida. Si por alguna circunstancia tu forma de vida se cae, y tienes que volver a aprender a vivir otra vida diferente, otras formas, otros modos, otros ritmos, es mejor quedarse con los bonitos recuerdos y mantener siempre en mente esos buenos momentos que hemos pasado, dar las gracias por haberlos podido disfrutar, levantarse agradecida, y seguir con la cabeza muy alta, dispuesta para una nueva lucha y para dar una nueva batalla.

Y no es resignación; es adaptación, son ganas de luchar, es tesón, es seguir con las mismas ganas de vivir y de disfrutar. A lo mejor, sí, de otra forma y a otro ritmo, pero de muchas cosas bonitas aún, y rodeada de  mucha gente maravillosa.

"La felicidad no es hacer lo que uno quiere, sino disfrutar de los detalles pequeños con quien uno quiere".
Frase de un querido amigo

Consuelo Ruiz

sábado, 2 de abril de 2011

¿Cuándo se querrán dar cuenta…?

A ver cuándo se quieren dar cuenta todos los gobernantes de que la cultura y la educación de un país es la base de la sociedad, esa sociedad de la que todos presumen querer construir pero que pocos se molestan en fomentar ni facilitan a los jóvenes que son la base de ella...

Definitivamente pareciera que a todos les gusta mantener a sus gentes en una permanente ignorancia e incultura, dejando y viendo impasibles no solo de que sigan existiendo, sino  además de que sigan agrandándose las llamadas “clases sociales” creando así con ello injustas desigualdades, que lleva algunos sectores a quedar en una exclusión total...

Pero..¿Quién sabe? A lo mejor es que esa es la táctica para nuestros dirigentes, puede que  eso sea lo  en realidad lo que se persigue e interesa en el fondo, ya que asi pueden llegar a pensar a pensar ellos seamos mas, más dóciles, por tanto mas fáciles de gobernar, (menos cultura mas ignorantes, mas faciles de llevar por el camino que a ellos les interesa) Y...mientras la política  cada vez, menos sensible, menos entendible, y menos comprometida con el pueblo, y eso sí, mucho más hipócrita, y mucho mas corrupta, basada y relacionada siempre con  mentiras, fraudes, y basada en promesas que nunca se verán cumplidas por ninguno de los de los que acaban por dirigir al país. Y lo peor y más triste es que desde el principio es sabido tanto por el que  hace esas promesas con todo el descaro como por los que las recibimos, y escuchamos con todo el conformismo pero  no hacemos nada y seguimos dejándoles así hacer lo que les de la gana libremente y calladitos sin hacer nada para cambiar las cosas...
Consuelo Ruiz

jueves, 24 de febrero de 2011

Reinventarse… Antes que extinguirse

http://i.creativecommons.org/l/by-nc-nd/3.0/80x15.pngEsta obra está bajo una Licencia de Creative Commons




  Para construirnos como personas, o bien para poder avanzar en la tarea diaria, y a veces nada fácil de crecer como seres humanos, necesitamos como condición indispensable aprender y adaptarnos lo mejor y más rápido posible a los constantes cambios que se suceden en nosotros, tanto física, como emocionalmente, así como aprender, aceptar y saber crecer junto con nuestro medio; ese medio en el que convivimos y que nos rodea. Pero, aunque muchos de nosotros sabemos qué cambiar, y aunque evolucionar es necesario, porque es parte de los ciclos de la naturaleza y de la vida, no sabemos muy bien cómo hacerlo, como aceptar los cambios y, mucho menos, cuándo éstos llegan bruscamente. Porque asimilarlos, aceptarlos y adaptarnos adecuadamente a ellos no es cuestión de saberlo… eso entonces ya es otra cosa.


El conocernos a nosotros mismos puede ser una de las cosas más fascinantes, pero también es seguramente lo que menos practicamos los seres humanos.

“Reinvertarnos” no es convertirnos en otra persona distinta a la que somos, sino solo cambiar algo de nosotros, para poder adaptarnos a otras circunstancias. Porque las que había ya no están más; ahora son otras, y  porque tenemos que aprender a vivir diferente; ni mejor, ni peor, solo diferente, y poder cerrar ciclos. Y si aprendiéramos a sacar todo el potencial que llevamos dentro, si fuéramos capaces de profundizar en nosotros mismos, y aprendiéramos a vivir de otra forma ante las adversidades que se nos presenten, sin dejar que nos hagan, ni ser las víctimas de ninguna situación, ni de lo que sucede, o pueda suceder a nuestro alrededor, sin limitar nuestras reacciones, pensando o condicionándolas en, o a lo que piensan los demás, y expresando lo que sentimos, comprenderíamos entonces que seriamos capaces, de poder crearnos un estado de ánimo nuestro; personal, donde seríamos capaces de sentirnos bien, felices serenos y satisfechos. Y ese estado de ánimo influiría también en nuestra percepción del mundo que nos rodea, en nuestras emociones y hasta en los malestares y problemas que nos afectan, porque cada vez parece más claro y evidente que, si estamos mal anímicamente, también estamos mal físicamente.

Podemos aprender desde ahora a “reinventarnos”, darnos una segunda oportunidad y encarar la vida con optimismo, o anclarnos en un estado en donde ya no haya retorno. Está en nuestras manos querer cambiar las cosas. Y si duele algo, quéjate si, pero no te pares a lamentarte, ni a llorar la situación; intenta cambiarla pero, pon tú los medios para hacerlo.

Nosotros podemos cambiar las cosas y las situaciones. Si nos centramos en el presente con todas sus posibilidades, en vez de refugiarnos en un pasado que ya no existe, y que solo nos traerá melancolía si seguimos comparándolo con el presente. Pero, sobre todo, dejando de alimentar temores a un futuro que, por no querer enfrentar miedos, no nos atrevemos a descubrir.

Tú decides… ¿Te reinventas?

Consuelo Ruiz

domingo, 20 de febrero de 2011

A MI MANERA...ASI VIVÍ SIEMPRE MI VIDA

video
Una bonita canción que siempre me gustó escuchar y que define en su letra con bastante exactitud cómo me ha gustado y me sigue gustando vivir a mí, mi vida.

Sí... Realmente así tal como dicen y resumen esas frases, “ Cargué mi cruz a mi manera, tal vez lloré, tal vez reí… tal vez gané o tal vez perdí ahora sé que fui feliz, que si lloré también amé y todo fue puedo decir a mi manera” Así es exactamente como siempre me gustó vivir, con la libertad que yo elegí hacerlo siempre.

Un abrazo sincero, espero que disfrutéis esta preciosa canción.

Consuelo Ruiz